Bla, bla, bla, ‘yo utilizaría menos plásticos’, ¿es verdad?

Fuente: ECOTICIAS

Utilizar menos plásticos, reducir los viajes en avión, consumir productos locales y usar menos el aire acondicionado son algunos de los propósitos de año nuevo manifestados por los españoles

Según concluye la segunda encuesta sobre el clima realizada por el órgano financiero de la UE, que destaca el “nivel de compromiso de los ciudadanos europeos en la lucha contra el cambio climático”.

La encuesta, realizada por la empresa de estudios de mercado BVA, es la segunda de cuatro ediciones realizadas en 2019 y 2020 que en cada ocasión se refiere a un tema de interés específicos.

En esta ocasión, la encuesta se realizó entre el 27 de septiembre al 21 de octubre de 2019 a 30.000 personas de 30 países, de la Unión Europea, Estados Unidos y China.

La encuesta analiza en este caso cuatro ámbitos: vivienda, alimentación, residuos y transporte.

Así, señala que el 74 por ciento de los españoles tiene intención de usar menos el aire acondicionado en verano por motivos medioambientales y el 58 por ciento tiene previsto pasarse a un proveedor de energía verde, y el 18 por ciento de la población ya lo ha hecho.

Además, concluye que el 96 por ciento de los españoles tiene intención en este 2020 de comprar productos locales y de temporada y el 82 por ciento tiene previsto reducir su consumo de carne roja.

En todo caso, la encuesta refleja que los españoles son menos propensos a reducir su consumo de carne roja que las españolas, pues solo el 78 por ciento de ellos estaría dispuesto a cambiar este hábito frente al 86 por ciento de las mujeres.

En cuanto a los residuos, señala que el 95 por ciento de los españoles asegura que tiene la determinación de comprar menos productos plásticos. En concreto, el 94 por ciento se ha propuesto no comprar botellas de plástico; el 97 por ciento no quiere volver a usar bolsas de plástico en sus comprar y 96 por ciento contempla hacer lo mismo con los productos envasados en plástico.

De media, también las mujeres están más a favor de participar en estas medidas.

Respecto al transporte, el 75 por ciento de los españoles asegura que camina o usa la bicicleta en sus desplazamientos diarios para luchar contra el cambio climático y el 71 por ciento declara que prefiere usar el transporte público en vez del coche particular por motivos medioambientales. En este caso, el porcentaje de españoles esta también mayor que el de la media europea, que se sitúa en el 55 por ciento.

Por otro lado, casi el 80 por ciento de los españoles se ha propuesto modificar sus hábitos vacacionales por motivos ambientales durante 2020, ya que el 78 por ciento prevé viajar menos en avión, tres puntos porcentuales más que la media europea. Asimismo, el 87 por ciento considera elegir el tren en vez del avión para viajes de hasta cinco horas.

En cuanto a las empresas y las marcas, también cerca del 80 por ciento (78%) está dispuesto a evitar a empresas o marcas que contribuyen en gran medida al calentamiento global.

La encuesta del Banco Europeo de Inversiones refleja también la buena acogida de los fondos verdes en España, ya que cerca del 60 por ciento de la población prevé dar este paso, lo que supone 8 puntos más que la media europea (52%).

Por otro lado, el 75 por ciento de la población española asegura haber participado o tener la intención de participar en manifestaciones contra el cambio climático y, en este caso, el porcentaje es 19 puntos más alto que la media europea (56%). De hecho, la cifra sube hasta el 83 por ciento en el caso de los más jóvenes, con edades comprendidas entre los 15 y los 29 años.

Conciencia ambiental mundial

Con carácter general, los ciudadanos de todo el mundo, según el BEI, están dispuestos a tomar medidas en 2020 para luchar contra el cambio climático y ha un consenso “claro” en áreas como la reducción de consumo de plástico.

El 81 por ciento de estadounidenses, el 93 por ciento de los europeos y el 98 por ciento de los chinos declaran tener la intención de comprar menos productos de plástico.

Sin embargo, en las cuestiones de vivienda no hay una tendencia uniforme, ya que más del 94 por ciento de los encuestados chinos tiene previsto pasarse a un proveedor de energía verde, frente al 70 por ciento de europeos y el 64 por ciento de los estadounidenses.

Igualmente, en lo que se refiere a invertir en fondos verdes, pues en China, más del 86 por ciento de la población tiene intención de dar este paso en 2020, frente al 56 por ciento en Estados Unidos y al 52 por ciento en Europa.

Para la vicepresidenta del BEI y responsable de la acción por el clima y medio ambiente del organismo, Emma Navarro, es “muy satisfactorio” comprobar el nivel de compromiso de los ciudadanos europeos en la lucha contra el cambio climático.

“Las acciones individuales con respecto al clima marcan las tendencias sociales y económicas de nuestras sociedades que contribuirán a hacer frente este desafío”, ha manifestado.

Finalmente, Navarro ha garantizado el firme compromiso del BEI para poner los medios necesarios para apoyar a los ciudadanos en sus esfuerzos por construir un futuro más sostenible.

“Resulta alentador ver cómo hacen suya la acción por el clima y la convierten en una parte fundamental de su día a día: sólo tendremos éxito si afrontamos juntos este reto”, concluye.